Candidatos

Álvaro Fuentes Soler (foto La Voz) · Almería

 191115

Leíamos ayer, en La Voz, el documento de todos los candidatos que aspiran a representarnos durante los próximos cuatro años en el Congreso y en el Senado. Sigue llamando poderosamente la atención la cantidad de partidos que se presentan, con candidatos absolutamente desconocidos y sin ningún tipo de medios para poder hacernos llegar a los ciudadanos su programa y las razones por las que, según ellos, debemos prestarles nuestro voto.

Se presentan por Almería formaciones como Democracia Nacional, Partido Animalista, Recortes Cero-Grupo Verde o Por un Mundo más Justo, éste último a quien votaría todo el mundo si supiéramos cómo pretende poner en práctica su eslogan.

Luego hay otros mucho más conocidos, pero que se presentan sabiendo que es prácticamente imposible que obtengan representación, como Vox, Partido Comunista de los Pueblos de España, Falange Española de las JONS o incluso UPyD. Y junto a ellos, la candidatura de izquierdas de Izquierda Unida, Podemos, PSOE, PP y Ciudadanos.

En todas las listas cuyos candidatos y programas se conocen hay elementos curiosos que comentar. Es curioso que Podemos se presente al Senado, una cámara que pretende eliminar e incluso que su candidata proclame en redes sociales que, ya que existe, habrá que aprovecharla. Sin duda, con esa coherencia y decisión, casi siente uno curiosidad por cómo gobernaría este partido. Una curiosidad que se nos pasa pronto; la verdad.

Bastante novedosa es la lista del PSOE, con Sonia Ferrer iniciando una ilusionante, para ella, nueva etapa de la política; y en Ciudadanos se observa claramente la derrota del hasta ahora responsable máximo de la formación en la provincia, a quien los coqueteos pre-investidura en la capital le han pasado factura en forma de pérdida de influencia. El cabeza de lista al Congreso es Diego Clemente, que si es elegido deberá abandonar su acta de concejal en Roquetas de Mar.

Hay partidos más estrictos que otros en esto de ‘un hombre, un cargo’. Clemente no tiene cartera ni gobierno en Roquetas, pero su formación le obliga a centrarse en el Congreso si es elegido; algo que parece bastante lógico. Como lo parece también el que Luis Rogelio haya renunciado a su cargo incluso antes de ser elegido. Una decisión valiente y coherente, aunque no la practicó en la pasada legislatura. No tan coherente parece que, en el mismo partido, su compañero Eugenio Gonzálvez no tenga que renunciar a la alcaldía ni siquiera si resulta elegido.

Habiendo las plazas que hay, todo apunta a que PP, PSOE y Ciudadanos se las repartirán tanto en la cámara baja como en la alta, con alguna alternativa, muy corta, para Podemos, cuyos extremismos en temas en los que la mayoría de la gente se posiciona al contrario le han hecho perder fuerza como alternativa política. No condenar los atentados islamistas ni unirse al pacto antiterrorismo islámico va mucho más allá de la ausencia de convencionalismos que caracteriza a la formación de Pablo Iglesias. Tanto que supone caer en la provocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>