Cajamar

José María Sánchez Cañabate · Almería

 180215

Las portadas de los periódicos provinciales, hoy, nos hablan de Cajamar, un habitual en ellas, pero hoy para referirse al plan estratégico que, marcado para el período 2015/2018, pretende ser el instrumento con el que la entidad se convierta en el gran dominador del sector agro español, en el plano financiero.

Cajamar ya es líder del agro en Almería y en Andalucía. Y no lo es en España porque hasta ahora no se lo había planteado abiertamente. Cajamar inició no hace mucho su expansión nacional de forma sólida, con apertura de oficinas en diferentes provincias y un crecimiento bastante rápido en cuanto a consolidación de negocio.

A partir de ahí, llevar su modelo a cada una de las provincias españolas donde el agro tiene algo que decir no es que sea algo sencillo, pero sí un modelo que en Cajamar se conocen muy bien y que tan sólo tienen que replicar, respetando las condiciones específicas de cada lugar.

Pero lo verdaderamente atractivo de esta historia de Cajamar es cómo ha evolucionado la entidad. Aquella entidad de Juan Del Águila Molina, que nació como un apoyo cooperativo a los hombres de la tierra, a los pioneros de la agricultura almeriense, ha sabido ir transformándose poco a poco y sin traumas en una entidad moderna, integrada por profesionales formados en las más prestigiosas universidades, con control y dominio absoluto de cada uno sobre sus respectivos ámbitos de negocio y con una proyección de futuro realmente espectacular.

Los nuevos ‘hombres fuertes’ de Cajamar, que se han ido incorporando tras los períodos de gobierno del propio Juan Del Águila y de Antonio Pérez Lao conocen tan bien lo que hay que hacer en este momento como lo conocían éstos cuando iniciaron la espectacular aventura de una entidad de ahorros con vocación eminentemente agrícola.

En aquel entonces los objetivos estaban muy claros y el plan estratégico, sin duda con otro nombre técnico, lo ejecutaron de manera exquisita. Ahora, las metas también son evidentes y el plan estratégico ya está sobre la mesa. Almería tiene un gigante financiero en su seno, que además tira del sector agro de la misma manera que éste lo hace de él.

Hay que descubrirse, quitarse el sombrero ante la capacidad de trabajo, de desarrollo y de adaptación a los tiempos y a las necesidades de Cajamar. Un orgullo para los almerienses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>