Apaleados por ser gays

Tomás López · Almería

260815

Es lo que le ha pasado a una pareja homosexual en la Feria de Almería. Sí amigos, en Almería, en pleno siglo XXI, en un país civilizado como España, seguimos conviviendo con individuos, seguramente más de los que pensamos, que creen que el ser homosexual, o quizás exhibirlo o mostrarlo públicamente, es una condición merecedora de una paliza.

No sabemos aún qué fue exactamente lo que ocurrió. Afortunadamente, los tristes e involuntarios protagonistas del suceso vivirán para contarlo en primera persona y hacerlo lo más público posible, para ver si a muchos se les cae la cara de vergüenza cuando se adoptan actitudes homófobas, pero también para que tengamos claro y sin dudas cuál fue la motivación exacta para que sucediera lo que sucedió.

Pero no es una casualidad ni tampoco es una tendencia tan marginal en nuestra ‘moderna’ sociedad de hoy. Una sociedad que ha avanzado en cuanto a que los homosexuales ya no tienen que esconderse, pero que sigue estando muy atrasada en cuanto a muchas reacciones que la convivencia con gays y lesbianas produce en el resto de quienes la componen.

Insultos como ‘maricón’ o ‘machorra’ siguen estando a la orden del día; discriminaciones en múltiples sentidos y ámbitos, rechazo de cualquier manifestación sobre la condición de homosexual y sin duda incomprensión sobre la forma de vida y la condición de estas personas son comunes en nuestro día a día.

Después de muchos años de ‘armarios’, nuestra sociedad todavía no ha asumido que la condición de homosexual no supone ningún desdoro para el ser humano, que no hace a estas personas diferentes nada más que en la forma de relacionarse sexualmente con sus parejas.

Queda mucho por avanzar, sin duda, pero lo más urgente, lo más perentorio es trabajar en la concienciación de que la violencia, en éste y en todos los casos, es absolutamente rechazable e intolerable. Que un par de jóvenes hayan sido apaleados cuando lo único que pretendían era divertirse en Feria como todos los demás, que una noche de alegría festiva haya terminado en Torrecárdenas simplemente porque los protagonistas eran dos homosexuales es algo que nos debe hacer reflexionar a todos, al margen de hacer actuar a las autoridades para encontrar y castigar convenientemente a quienes han respondido con violencia ante una simple condición sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>