Almería y el golf

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 220114

El actual consejero de Comercio y Turismo de Andalucía, Rafael Rodríguez Bermúdez, parlamentario andaluz por IULV-CA (Izquierda Unida), ha hecho unas interesantes declaraciones acerca de los campos de golf y Almería, un tema abierto hace ya muchos años, debatido hasta la saciedad y sin resolver, quizás por muchos años.

Ha reconocido el señor Rodríguez Bermúdez que habrá que favorecer los que aporten a la oferta turística frente a los que sólo respondan a intereses inmobiliarios, además de resaltar que Andalucía es la primera comunidad en número de campos de golf y que los ingresos anuales en este segmento se van a los 500 millones de euros.

Conocemos desde siempre la postura de Izquierda Unida, no muy diferente a la del PSOE en su acción de gobierno en Andalucía, con relación a los campos de golf. Y nos gusta en parte, porque está basada en la sostenibilidad y la conservación de los recursos naturales que, nos guste o no, están implicados en un campo de golf, que no deja de ser un recurso natural, además de turístico y deportivo.

Así pues, creemos que es positivo que el consejero resalte el carácter turístico de un campo de golf, primero porque está reconociendo algo que es evidente y segundo porque ello supone que el político, en este caso, está al pie de la calle y sabe la necesidad urgente de explotar cualquier tipo de recurso para generar empleo, riqueza, valor y herramientas contra la galopante crisis que no es verdad que esté pasando, porque siguen siendo muchos los españoles, andaluces y almerienses que lo siguen pasando muy mal.

Es más, también nos gusta que, en este reconocimiento, se incluya el matiz sostenible, puesto que es cierto que en virtud de los campos de golf se han hecho algunas barrabasadas que ya jamás tendrán remedio, ignorando modelos sostenibles de organizar y construir campos, adecuados a los recursos naturales del entorno.

El señor consejero no ha llegado tan lejos, en lo referente a hablar de campos de golf sostenibles o compatibles con el medio natural que los rodea y, enseguida, ha introducido el ‘factor inmobiliario’, como quien nombra a la bicha. Se trata de una postura muy común en determinados espectros políticos, que parecen ignorar que el sector inmobiliario ha dado trabajo a millones de españoles durante muchos años, y lo sigue dando, y ha sido uno de los vectores de desarrollo económico de este país, más allá de que su desarrollo se haya tratado con más o, seguramente, con menos acierto.

Pero creemos que lo más importante de las declaraciones del señor consejero no es esta tendencia a demonizar al sector inmobiliario, sino un cierto olvido de la realidad almeriense. Introducir la situación de Almería, en relación a campos de golf como en cuanto a otros muchos tipos de infraestructuras, dentro del contexto andaluz sin ningún de diferenciación, sinceramente, no es justo. Almería es una provincia diferente, atrasada en muchas cosas y merecedora de un tratamiento especial.

El señor Rodríguez Bermúdez es malagueño y Málaga es, precisamente, la provincia más desarrollada en cuanto al turismo de golf. Es paradójico, puesto que Almería tiene mejor clima y mejores recursos naturales para la práctica del deporte al aire libre. Sin embargo, durante décadas, sus políticos supieron moverse mejor y sus empresarios fueron más intrépidos en este aspecto. Lo que no parece muy justo es que, ahora, en función del desarrollo de provincias como Málaga en cuanto a temas como por ejemplo el golf, se paralice todo lo demás o se coarte hasta límites insoportables, cuando la realidad es que a Almería le faltan campos de golf para que pueda emerger como destino turístico en ese ámbito. Así pues, en términos generales, bien por el señor consejero, aunque para Almería, un poco de minuciosidad y un tratamiento diferenciado, porque lo merecemos y lo necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>