Adiós a las vías

José María Sánchez Cañabate  · Almería

 200314

Se ha podido leer durante el día de ayer, en la prensa provincial. Ya está todo listo para que las vías empiecen a ser desmontadas y dejen de ser un muro que divide en dos a la ciudad de Almería. En no mucho tiempo, Almería va a dejar de ser una ciudad partida en dos, en la que para recorrer el espacio de apenas 200 metros había que hacer casi dos kilómetros, con una vergonzosa pasarela que, entre otras cosas, discriminaba a los almerienses y los dividía entre quienes tenían capacidad física para subirla y quienes no.

Es de suponer que todos los almerienses estaremos satisfechos con esta medida, aunque uno alberga ciertas dudas, si recuerda la que se montó hace unos pocos meses, cuando comenzó una primera fase absolutamente necesaria para que hoy día podamos estar hablando de lo que estamos hablando, como fue el desmantelamiento del Cable Inglés.

Entonces, ‘Almería al Día’ no existía, pero quienes hoy lo hacemos seguimos pensando que aquello no fue más que la maniobra de unos pocos para darse notoriedad, defendiendo lo que todo el mundo sabía que era una quimera y además un perjuicio para la ciudad y para sus ciudadanos, como era la pretensión de mantener en pie el llamado Toblerone.

Aquél fue el primer paso de un proceso al que hoy sigue éste, que puede llevarse a cabo gracias a una serie de operaciones urbanísticas que van a posibilitar la urbanización de vías de comunicación que unan carretera de Ronda con Ciudad Jardín, además de futuras zonas verdes y abiertas que ganará la ciudad y sus habitantes.

No parece que vaya a haber ninguna de aquellas mini-manifestaciones en contra del desmantelamiento del Cable Inglés, integradas por no más de un centenar de personas los días más multitudinarios, ni plantes ante el Ayuntamiento con unas diez personas sosteniendo un cartel que decía hablar en representación de los almerienses.

Ha pasado el tiempo y la desaparición del Toblerone ha sido aceptada por fin con normalidad, como parte de un proceso destinado a que Almería gane en ciudad y los almerienses en calidad de vida. El proceso sigue su curso y muchos almerienses esperan y esperamos que lo que durante décadas ha sido un muro que partía la ciudad y un terreno baldío y sin aprovechamiento para los ciudadanos, se convierta en un valioso espacio ganado para el disfrute de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>