Acualia

José María Sánchez Cañabate · Almería

221015

Hemos escuchado hoy, en Radio Marca, emisora eminentemente deportiva, un espacio especial dedicado a Acualia, ésa empresa que, de manera monopolística, nos sirve o no ese bien básico y de primera necesidad que es el agua.

Hemos podido escuchar las opiniones y relatos de varios ciudadanos, cansados de lo que consideran un maltrato de Acualia a sus derechos: retrasos, colas interminables, mal trato en las oficinas, deficiencias en las gestiones y en las comunicaciones con los ciudadanos, que pagan el sueldo de todos los que allí trabajan por la vía de la concesión que la empresa tiene de un servicio público como es el agua.

Vaya por delante que lo primero que me parece injusto y peligroso es que los almerienses tengamos que recibir nuestro servicio de aguas de manera obligatoria con una empresa concreta. Este tipo de monopolios son el germen inequívoco de los abusos, puesto que una empresa, que ha de ganarse el favor de sus clientes en función de su competencia, se encuentra con que tiene el 100% del mercado sin tener que hacer ningún esfuerzo.

Cuando ese monopolio se produce con un bien de primera necesidad, como decíamos, la cosa pasa de injusta y peligrosa a intolerable, puesto que los abusos de la compañía monopolística tienen consecuencias en derechos fundamentales, como es el del acceso al agua en este caso.

Pero además, lo más deleznable, lo más vergonzoso es que esas deficiencias están ahí todos los días: cualquiera que se pase cualquier día por las oficinas de Acualia sólo verá a ciudadanos enfadados por los abusos a los que son sometidos y, al mismo tiempo, interminables colas que se traducen en horas de espera para solucionar la más nimia gestión.

Si una empresa que compitiera en buena lid por ofrecer sus servicios tuviera este tipo de comportamientos, su futuro sería inmediatamente la ruina. Pero como se trata de una empresa que presta sus ‘servicios’, con todas las comillas del mundo, de manera monopolística, ante lo que estamos es ante un claro abuso de la administración hacia el ciudadano.

Lo que está pasando con Acualia en esta ciudad no debería seguir permitiéndose ni un segundo más. O su funcionamiento cambia de manera radical, o la ciudadanía ha de organizarse para evitar los constantes, continuos e impunes abusos con los que actúa esta empresa en relación con los ciudadanos.

Previous Post
Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>