La demagogia y el populismo sobre los sueldos en Almería

José María Sánchez Cañabate · Almería

 181217

La lectura de la prensa de hoy llama la atención sobre un reportaje plagado de demagogia, tópicos y algo de populismo, publicado por el digital Noticias de Almería en función de datos presuntamente facilitados por la Agencia Tributaria.

La principal conclusión a la que llega el reportaje es que los jóvenes entre 18 y 25 años cobran menos de 500 euros en Almería. Claro, con esa conclusión principal, que además se eleva a principal titular de la noticia, uno puede hacerse a la idea de lo que cuenta el resto del reportaje.

Seguramente, los autores del reportaje no habrán reparado en el porcentaje de jóvenes de esa edad, de entre 18 y al menos 22 años, que cobran exactamente cero euros, debido a que son estudiantes. Y dejamos la cifra en 22 años por ser generosos, puesto que muchos de esos jóvenes no finalizan sus estudios hasta bastante más tarde, incluso por encima de esos 25 años en los que, con bastante tendenciosidad, fija el límite de este segmento del estudio el turo de la crónica.

Pero además, y esto ya no es teoría sino práctica, tampoco habrá reparado el autor del estudio, en que muchos de los jóvenes que salen de la Universidad y comienzan a trabajar, lo hacen con contratos de prácticas, como corresponde a personas que aún no son profesionales sino aprendices, a perfiles que aún no saben trabajar (dicho así de crudamente), que no reúnen las condiciones y las virtudes para defender un puesto de trabajo por sí mismos, sin ayudas de sus compañeros.

En muchos casos, que este tipo de perfiles cobren algo, que es a lo que obliga la ley, es un abuso para con las empresas, puesto que princinpalmente lo que hacen en las empresas es aprender; y por cierto, también en muchos casos, cuando han aprendido, lo que hacen es marcharse a otras empresas, dejando inválido el esfuerzo que sus primeras empresas han hecho por ellos.

Pero claro, es mucho más fácil hablar desde la demagogia y el populismo, desde la teoría de los fríos números, para seguir cargando sobre las espaldas de las pymes y empresarios autónomos de este país, el peso de toda la economía, que es lo que en realidad pasa en este país desde siempre y que ahora está suponiendo un ritmo de destrucción de pequeñas empresas que da auténtico vértigo.

Del resto del reportaje, es casi mejor no comentar nada. Tomando como ejemplo el titular, lo demás está todo dicho. De hecho, presenta como algo extraordinario una media que no explica de dónde ha salido y que supone que los trabajadores entre 25 y 35 años no llegan a ser mileuristas, como promedio. Otro dato poco estudiado, pero que contribuye a hacer daño a las pymes y autónomos.

El TSJA da el ‘ok’ al Mesón Gitano

Tomás López · Almería

151217

Es una de las noticias de la semana: el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dado la razón al Ayuntamiento de Almería y a su empresa municipal Almería Urban, al respecto a la contratacion de las obras del Mesón Gitano.

Hay que recordar que el Colegio de Arquitectos denunció la obra y la concesión de la misma a la empresa Facto por irregular, pero el laberinto judicial que ha proseguido a la denuncia ha terminado con el TSJA afirmando que no hay nada que objetar en esa contratación, que la complejidad especial del proyecto justifica que dicha concesión se hiciera como se hizo.

Así las cosas, más o menos se ha venido a constatar que una cosa es una obra fea y otra muy diferente una adjudicada irregular o ilegalmente. Porque feo es, realmente, muy feo el resultado final de lo que se ha hecho en el entorno del Mesón Gitano: lo que iba a ser un elemento singular de la nueva Almería antigua, ha resutado ser un mamotreto que impide la visión de la Alcazaba e introduce un elemento distorsionador del barrio y de la historia.

Luego tiene otras pegas, la obra del Mesón Gitano, que pasan los años y sigue ahí, sin que nadie nos diga exactamente para qué se va a usar y, sobre todo, sin que se empiece a usar y a emplearlo en dinamizar un casco histórico que languidece y se muere cada día un poco,.

Pero de ahí a que se hubiera adjudicado de manera ilegal hay un abismo. Seguramente, el camino  emprendido por los arquitectos no fue el adecuado: bien podían haber utilizado su sapiencia y conocimiento arquitectónico y de obras para descalificar el proyecto por diferentes vías, pero poner en duda la legalidad de la adjudicación sin demasiados argumentos, poniendo en solfa no sólo la honorabilidad de políticos y funcionarios que participaron en ella sino también el buen nombre de la empresa adjudicataria, no sólo no ha sido una buena idea, sino que no parece el procedimiento más recomendable.

 

Médicos agredidos en Torrecárdenas: Todo funciona bien, ¿no?

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 141217

Ya hemos dicho en varias ocasiones lo que nos parece el funcionamiento de Torrecárdenas, al menos en la atención primaria y las urgencias: colas interminables, falta de información, falta de orden y de un cierto ambiente algo acogedor, agolpamiento de pacientes en salas mezclando afecciones diferentes y, en fin, algo muy poco parecido a un centro de lo que entendemos por salud.

Todo ello es un caldo de cultivo para que los que gustan de usar la violencia o al menos la contemplan con parte de su modus operandi, terminen perdiendo la paciencia y la educación que no tienen y la paguen con los que menos culpa tienen, que son los médicos.

Ayer, le dieron un puñetazo a otro médico, en este caso de psiquiatría; según la información que ha trascendido porque el paciente (nada paciente, en este caso) no estaba de acuerdo con el diagnóstico o con sus apreciaciones.

Mientras estas cosas pasan, los responsables del centro siguen sacando pecho cada vez que pueden, presumiendo de hospital ejemplar, de adalid de la calidad en los servicios médicos y de envidia de la medicina prácticamente mundial.

Seguramente, a estos responsables también les parecerá que la seguridad de sus propios profesionales también funciona magníficamente y que lo de ayer, junto con otros episodios ya pasados, no dejan de ser unos pequeños inconvenientes, una irritación del paciente sin importancia.

Ello, obviamente, hasta que un día tengamos que soportar una tragedia mayor; entonces, seguramente será el momento de las caras largas, de los crespones negros y, quizás, con un poco de suerte, de que se empiecen a tomar medidas de una puñetera vez.

Se pone duro Ciudadanos

José María Sánchez Cañabate · Almería

 131217

La verdad es que hay que reconocer que la legislatura, en el Ayuntamiento de Almería, está empezando a ponerse apasionante, tras una primera mitad más bien anodina por la falta de oposición y de juego político.

Ciudadanos, que es el apoyo del PP en el gobierno municipal, ha hecho ya varios amagos de romepr la baraja y más de uno empieza a pensar ya que todo esto es aquello del cántaro a la fuente, que de tanto ir y venir, puede acabar rompiéndose.

El caso es que el portavoz de la formación naranja ya ha advertido que no va a aprobar las cuentas municipales si éstas no contemplan la bajada del IBI, la bonificación del ORA y la devolución de las plusvalías; tres propuestas que figuran en su equipo de gobierno, tres condiciones que puso al PP para darle su apoyo de investidura y tres medidas que no han acabado de tomares.

Como quiera que la gran baza electoral de Ciudadanos, en este momento político, en la actual legislatura tanto a nivel local como autonómico y nacional es poner condiciones para mantener sus apoyos y exigir que esas condiciones se cumplan, todo apunta a que el PP, sabedor de que no es momento aún de romper las hostilidades, va a tragar con las, no condiciones, sino más bien exigencias de Miguel Cazorla y los suyos.

Otra cosa sería que estas condiciones se impusieran o trataran de imponerse el año que viene, con apenas medio año de legislatura en juego. Entocnes más que seguramente que el equipo de Fernández Pacheco diría que nones y se dispondría a gobernar en minoría y con presupuestos prorrogados del año anterior.

Pero un año y medio es mucho tiempo y a Ramón y los suyos se les pone muy cuesta arriba verse durante todo ese tiempo con el campo cuesta arriba y con el enemigo metido dentro en los plenos.

Mientras tanto, el socialista Pérez navas se sube al carro y acusa de inoperante al alcalde, por no tener aún aprobados unos presupuestos que, casi con total seguridad, se van a ir como mínimo a enero; mientras que María Vázquea dice confiar en que habrá acuerdo con Ciudadanos. Más que confiar, Vázquez debe estar segura de que lo que habrá será ‘trágala’.

Se calienta el ‘Caso Facturas’

Tomás López · Almería

121217

Ya lo dijimos hace alguans fechas y es evidente que no nos equivocábamos: el ‘Caso Facturas’ se calienta… y más que se va a calentar.

Ayer, la protagonista fue, precisamente, una de las protagonistas del caso: la ex secretaria del Patronato Provincial de Turismo, Teresa González, que está acusada, junto al ex vicepresidente, Luis Pérez Montoya, de haber urdido una trama que retiraría, de manera presuntamente fraudulenta, más de 700.000 euros de fondos públicos de esta institución.

Y sus pruimeras declaraciones frente al tribunal no han podido ser más sustanciosas: para empezar, ha abierto turno afirmando que su firma, la que figura en determinadas certificaciones de retiradas de fondos digamos poco claros, fue falsificada; es decir, que ella no firmó nada de eso. Y ha apuntado, con sus palabras aunque sin citarlo de moda explícita, al propio Pérez Montoya.

Pero además, en una declaración plagada de contradicciones, ha asegurado que ella no pagaba con dinero público sino con su dinero esos desplazamientos y viajes de los que está acusada y ha afirmado que, incluso en el viaje a un balneario en el que coincidió con el asesor Bisbal, en el que además su habitación estaba reservada a nombre de éste, todo fue una casualidad y que nada estaba preparado.

Desde luego que cuesta mucho creer la versión de los hechos de la señora González, aunque lo que sí está claro es que la declaración de Luis Pérez Montoya va a ser también muy sustanciosa, por cuanto tendrá de respuesta a las palabras de Teresa González, con quien formó pareja directiva a los mandos del Patronato Proivncial de Turismo, en la época en la que en éste se fraguó lo que hoy se conoce como ‘Caso Facturas’.

Ya en la declaración de González, han desfilado empresarios privados, de los  varios que van a seguir desfilando por la sala de juicios en las próximas semanas. Habrá que ver cómo se relacionan unos con otros, en sus declaraciones. Habrá que ver si la justicia, en este caso, no hace ‘extraños compañeros de cama’.

El Puente y ese diciembre ‘inhábil’: vuelva usted en enero

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 111217

Se acabó el Puente y como que a muchos no les duele, por aquello de que estamos metidos ya en la dinámica de este  mes de diciembre en el que parece que todo vale, en el que no es fácil localizar a nadie, en el que parece que sólo funciona el comercio y en el que las vacaciones parece que lo acaparan todo, a pesar de que hasta el día 25 todavía queda medio mes.

El ‘vuelva usted mañana’ de Larra se apodera de todo, pero en versión corregida y aumentada: ‘vuelva usted ya en enero, si eso’. Y nos quedamos tan panchos. Es difícil fijar citas serias en estos días, porque parece que cada noche anterior ha habido una cena importante de celebrar, que impide que al día siguiente esté todo el mundo en su sitio.

Las negociaciones se paralizan hasta enero, como si el mes de diciembre no existiera administrativamente. Y lo que es peor, esa tendencia, sin duda nacida de lo privado, se traslada a lo público, como si las personas que trabajan en la administración con el dinero de todos los ciudadanos como sueldo, también tomaran parte en esta dinámica de ausencia total y absoluta de productividad.

Cada año estoy más convencido de que la ubicación de este macro puente de la Inmaculada y la Constitución es un grave enemigo para el mes de diciembre en lo productivo. Seguramente, sin él, esta pasada semana hubiera sido normal y a nadie se le hubiera ocurrido pensar en que, si estiramos un poco el chicle, ya no volvemos a la normalidad hasta el 8 de enero.

Pero la culpa no es del calendario; la culpa es nuestra; es de esa dinámica en la que nos movemos cada final de año, adelantando la Navidad cada día más y encontrando que, entre el 6 de diciembre y el 8 de enero, ¡un mes!, es difícil colocar cualquier momento importante en cuanto al trabajo se refiere.

No quisiera abrir el debate de lo que piensan otros europeos sobre nosotros, los españoles a este respecto, pero más valdría hacer una reflexión de lo productivos que somos en el mes de diciembre, porque luego resulta que nos asustamos todos mucho cuando vemos las cifras del paro o cuando nos amenazan con que en unos años es posible que no haya dinero para pagar las pensiones.

Sobre la polémica del soterramiento y la Estación en Huércal

José María Sánchez Cañabate · Almería

 071217

Ya se ha liado parda con el tema del soterramiento y la supresión del paso a nivel de El Puche. Como es sabido, el proyecto, que fue anunciado hace ya tiempo, incluye que, durante el desarrollo de las obras, el tren deje de llegar a Almería capital y a la Estación Intermodal, deteniéndose en la Estación de Huércal Viator.

Esta decisión, que no ha contentado nunca a colectivos como la Mesa del Ferrocarril, ha tenido esta semana una contestación mucho mayor, con votos en contra de la oposición en el consistorio y una campaña de recogida de firmas on line para que esto no ocurra, es decir, para que las obras convivan con la llegada normal del tren a su destino habitual.

Desde el Ayuntamiento se ha explicado que ello no es compatible, salvo que sea a cambio de alargar enormemente el proyecto, además de otros inconvenientes.

Sinceramente, creo que en esta ocasión lleva toda la razón el equipo de gobierno municipal y también la sociedad Almería Alta Velocidad. Diez meses parece un plazo de tiempo bastante razonable para que los viajeros hagan el sacrificio de terminar o comenzar sus viajes en autobús lanzadera o en otra fórmula que se contemple para ello.

Querer evitar esta molestia no parece razón suficiente para cambiar el proyecto, si es a riesgo de alargarlo. Las molestias de esas obras no van a afectar sólo a los usuarios del tren, sino que serán para todos los ciudadanos y quienes no usamos el tren esperamos que dichas obras concluyan lo más rápida y ágilmente posible.

Hablan los integrantes de la Mesa del Ferrocarril de discriminación ferroviaria con Almería y, efectivamente, la hay y la ha habido siempre, desde que el tren llegó a España en el siglo XIX. Pero querer que la obra se acabe en un tiempo más que razonable, como son diez meses, a costa de que el tráfico del tren se corte durante ese período entre Huércal y Almería es algo que no supone ninguna discriminación.

Es más, los almerienses deberíamos empezar a pensar un poco más a lo grande y salir de esa especie de cerrazón que nos empuja a querer tenerlo todo a mano. Ir a la estacion de tren a Huércal es mucho menos que lo que tienen que hacer en muchas ciudades para tomar el ferrocarril.

Pero es que, además, no es una solución definitiva sino algo tempporal hasta que el soterramiento, demanda histórica y de muchas décadas en Almería, esté terminada. Sería recomendable un poco más de visión a quienes quieren presionar a los políticos y un poco más de ‘sentido de ciudad’, en lugar de mirar cada uno a su exclusivo ombligo.

Municipales: candidatos abiertos

Tomás López · Almería

051217

La pasada semana, a estas alturas, estábamos comentando la rueda de prensa de balance de gobierno que había ofrecido el alcalde, Fernández Pacheco, tras dos años de gestión municipal por su parte.

Efectivamente, han pasado más de dos años de legislatura. Es más, estamos a año y medio de las nuevas municipales; como quien dice, en pre-campaña, puesto que en apenas un año ya estarán de vuelta los políticos tocándonos a la puerta, ofreciendo lo que pueden y lo que no pueden y apareciendo por donde han estados poco presentes en los tres años anteriores.

Unas elecciones que van a ser apasionantes y, al mismo tiempo, conformes a la tendencia política actual: elecciones abiertas, con muchas opciones, con más fuerzas políticas con representación que nunca y, en este caso, singularmente abiertas en cuanto a los candidatos de unos y otros.

Dicho de otra manera, uno no se atrevería a poner la mano en el fuego por absolutamente ningún candidato. Veamos:

Por empezar por alguno, vayámonos a la izauierda, donde no sabemos ni siquiera si Podemos concurrirá con Izquierda Unida, si habrá Unidos Podemos, Podemos Unidos o IU y Podemos cada uno por su lado. En todo caso, juntos o separados, ninguno de los dos tiene claro el candidato. De hecho, parece claro que Rafael Esteban no lo será en IU, mientras que en Podemos no hay nada de nada a estas alturas.

Tampoco está la cosa nada clara en Ciudadanos. Es más, Miguel Cazorla ya ha manifestado que quiere ser candidato de nuevo, pero en su partido hay varias corrientes y algunas de ellas apuntan que el único que no va a ser candidato es Miguel Cazorla. En todo caso, es evidente que no hay nada claro a estas alturas.

Si vamos al PSOE, la elección de Fernando Martínez como secretario local hace que se ensombrezca la opción Pérez Navas, que no está descartada ni mucho menos, entre otras cosas porque el discurso oficial de sus partidarios, hoy por hoy, es que una cosa no tiene que ver con la otra y que ahora llega el momento de trabajar todos unidos; un mensaje que no era el mismo que antes de la elección, en la que aspiraban a descabalgar a Martínez como jefe de lo local. Se plantea batalla y gorda en las primarias, casi con seguridad con más de un candidato.

Así las cosas, tan sólo quedaría el PP, donde el candidato es el alcalde, Fernández Pachego. Sin embargo, empieza uno a escuchar determinadas corrientes que apuntan a un poco convencimiento interno y no mucha confianza en el candidato prioritario: se habla de que Ramón no termina de enganchar, no acaba de ser un candidato muy conocido y, sobre todo, no termina de aparecer como un valor al alza en las encuestas.

Ya va quedando poco; seguramente es hora, ya, de que todos ellos se vayan definiendo… al menos los que aún no lo han hecho.

‘Luces’ de Navidad y otras ‘luces’

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 041217

La Navidad ha llegado. Bueno, en realidad no, pero el ambiente ya es de Navidad. En Almería, como en la gran mayoría de lugares, ya están puestas las luces navideñas. En la capital las inauguraron, con un gran acto, el pasado viernes. Y la verdad es que hay que reconocer que desde el Ayuntamiento se lo han currado.

Las luces y adornos navideños no sólo están espectaculares, sino que los actos de inauguración fueron muy atractivos y, además, se convirtieron de nuevo en un punto de encuentro para la gente en la calle, que es lo que hace falta a una ciudad, que la gente salga a la calle para aumentar su felicidad, para que los comercios y bares funcionen, para que el dinero se mueva, para que se creen puestos de trabajo y para que a todos nos vaya mejor.

Seguramente es discutible si este tipo de cosas debe pesar en el balance de la acción de un gobierno municipal, pero en todo caso hay que reconocer que este año se lo han trabajado muy bien y han conseguido que la ciudad, el centro de la ciudad, ese centro olvidado, moribundo, vacío de gente habitualmente, parco en negocios, mal trabajado institucionalmente, luce flamante y es ahora un lugar atractivo para que todos los almerienses nos juntemos en él.

No cabe duda de que estamos hablando de una inversión en ciudad, en turismo, en rentabilidad para los negocios y para una Almería que necesita ponerse a la par de otras ciudades que nos llevan mucho adelanto en estas cosas.

La vida interna, cotidianamente y también en momentos especiales como éste, como es la Navidad, necesita una inyección de dinero y también de imaginación. No podemos conformarnos con el buen tiempo que nos regala esta latitud del planeta, porque otras ciudades con el mismo o con peor clima, nos superan en ambiente y en atractivo turístico.

El que viaja, sabe la vida interna que tienen ciudades cercanas como Málaga, Granada, Sevilla, Alicante o incluso Murcia; pero también otras más lejanas a las que nada tenemos que envidiar en cuanto a tamaño, número de habitantes o recursos, como Santander, Vigo, Pamplona, Vitoria, Segovia, Ávila o Girona.

Está claro que nuestra ciudad ha de cambiar, ha de tomar otro impulso como los que se dieron cuando se urbanizó la Rambla o cuando llegaron las inversiones de los Juegos de 2005. Han pasado muchos años tanto de uno como del otro hito y hemos avanzado poco.

Llevamos años hablando de soterramiento, de la nueva Plaza Vieja, del Mesón Gitano o de la peatonalización del Paseo. Y no avanzamos.

Almería y los almerienses tenemos que ser ambiciosos. Hay que tener ‘luces’ y no sólo en Navidad.

Gana Fernando Martínez, gana Pedro Sánchez

José María Sánchez Cañabate · Almería

 011217

Pues sí: las elecciones a la secretaría de la Agrupación Local del PSOE, en Almería, han arrojado una victoria ajustada, por 18 votos, para el que ocupaba el cargo hasta ahora y lo seguirá haciendo: Fernando Martínez.

El ex alcalde de Almería es el evidente representante del pedrismo (Pedro Sánchez) no solo en la capital sino también en la provincia. Rodeado de algunos bastiones en el grupo municipal socialista, como Adriana Valverde o Indalecio Gutiérrez Salinas, así como por algún histórico como Paco Díaz Casimiro, ha logrado contener las acometidas de lo que es corriente oficial en Andalucía, el susanismo (Susana Díaz) que no parecía dispuesta a dejar que su rival interno mantuviese cotas de poder en una capital como Almería.

El enfrentamiento está servido. Tras las votaciones, las lógicas alusiones a la concordia e integración, pero cada vez que hay unas elecciones o una decision importante que tomar, el enfrentamiento interno salta por los aires.

El impertivo de Susana había logrado reunir en la candidatura de Pérez Navas a las dos corrientes que semanas antes se habían enfrentado entre sí y con el propio pedrismo de López Olmo, en las elecciones internas a secretario provincial. Entonces, tanto Pérez Navas como Sánchez Teruel representaban a la corriente de la presidenta de la Junta, pero con diferentes matices y sensibilidades.

Esta vez, el susanismo se ha presentado unido y frente a un pedrismo que tiene, en Almería, a su más sólido bastión en Andalucía. De hecho, en ninguna otra capital de provincia mandará un representante de Pedro Sánchez, como lo va a hacer Fernando Martínez en Almería.

Y ahora viene lo bueno: puesto que el actual portavoz y anterior cabeza de lista a las municipales ha perdido las elecciones. ¿Mantendrá ese puesto de cabeza de lista? ¿Buscará el equipo de Fernando Martínez un candidato en el seno de su grupo de afines? ¿Intervendrá Susana Díaz en ese proceso?

Queda mucho por decir de aquí a las elecciones. Se presentan meses apasionantes en el PSOE… y en el resto de partidos.